Maison MACAO

la verdadera vuelta a los orígenes, en pleno centro de Madrid, en Preciados 33.

Por fin abrimos las puertas más íntimas a nuestros orígenes. La historia de Madame Lu contada a través de nuestras paredes y nuestra carta, ¡ven a probar lo nuevo de Macao!

LUNES A DOMINGO

13:00 a 16:30 / 20:00 a 00:00

MADRID

Calle Preciados 33

MACAO

"La historia de Madame Lu contada a través de nuestras paredes y nuestra carta"

Miguel y María eran una pareja felizmente casada que vivía en el centro de Madrid. Sus calles y su bullicio formaban parte del día a día en la vida de esta pareja, a la que también les encantaba viajar, sobre todo a destinos del sudeste asiático. Estaban en uno de estos viajes por Macao cuando, en un día soleado visitando la Catedral de San Pedro y dando un paseo por los rincones aledaños, se encontraron con un orfanato donde sus imponentes puertas de estilo colonial llamaron su atención.
Ese lugar iba a cambiar sus vidas, sí, pero también va a cambiar las vuestras.

La monja que estaba en la puerta les invitó a visitar el centro y, una vez dentro, pudieron comprobar lo muy poco que hace falta para ser feliz, pues aquel precario sitio estaba inundado por las risas y los correteos de los pequeños que lo habitaban. Fue alrededor de una gran mesa de madera en la que malcomían aquellos pequeños donde ocurrió el flechazo: María se quedó hechizada con la brillante mirada de los ojos rasgados de aquella pequeña niña risueña que, aunque aún no lo sabía, le cambiaría la vida por completo. Esa pequeñaja les empezó a seguir por todos los rincones y Miguel lo tuvo claro: aquella conexión que estaban sintiendo era la señal para darle una vida mejor. Adoptarla y traerla a Madrid fue la mejor decisión que tomaron y al mantener su nombre original, Lu, le hicieron el mejor regalo que nadie le haría jamás: una conexión muy intensa con sus raíces.

Lu sería la típica madrileña, la que vive en el centro, la que trasnocha y la que comparte todo lo que puede con sus padres. Cuando estos fallecen, Lu, que ahora ya es Madame Lu, decide reconvertir ese piso en pleno centro, al que llegó cuando era solo una cría, en un restaurante en memoria de sus padres donde plasmar todos los detalles de los tantísimos viajes que ella y su familia habían hecho, para que todo aquel que visitara el restaurante pudiera compartir sus vivencias. Ese restaurante por fin abre sus puertas… os damos la bienvenida a Maison Macao, una verdadera vuelta a los orígenes.

Maison Macao

Platos a la carta